lunes, 30 de marzo de 2015

Como seguramente ya sabrá el lector en el presente tiempo, en el mes de junio del año 2011 el personal de la entidad Bankia se puso, de manera masiva, en contacto con sus clientes para poner en su conocimiento la circunstancia de que próximamente su entidad iba a salir a Bolsa y que debido al especial precio de la acción ofertado a sus clientes, y a la gran perspectiva de evolución alcista de la acción, recomendaban la adquisición del producto.

De manera posterior, a los mismos clientes se les envía folleto informativo de la emisión. A tenor las perspectivas en el contenidas, un gran número de clientes de la entidad decide optar por la compra de estas acciones. Hasta el momento parece que no hallamos ante un sistema comercialización de acciones normal, alentado por un sistema de publicidad común. Sin embargo, tiempo después se descubre que la situación financiera de la entidad que constaba en el folleto no era la real, es más, posteriormente, las cuentas fueron rectificadas. Esta circunstancia era conocida por la consultora encargada de auditar la operación, no obstante, tampoco informó de la irregularidad.

El resultado final era el que cabe esperar en estos casos, la entidad tampoco informó de las rebajas en la calificación crediticia de la entidad y con motivo de la recapitalización, las acciones han perdido prácticamente su valor.

A tenor de lo que antecede, los abogados estamos impugnando la compra de las citadas acciones y solicitando, entre otras acciones, la nulidad de la compra. Por supuesto, la base jurídica de la impugnación no se sustenta en que las acciones son un producto complejo, de hecho, conforme a la LMV no lo es, sin embargo se impugna por el error al que es indicado al clientes, al haber realizado la entidad, en un momento anterior a la compra, una OPS con datos falsos, que deriva en el engaño a quienes aceptaron comprar acciones con tales datos.

Por todo, los abogados estamos consiguiendo la declaración judicial de la nulidad de las órdenes de compra de acciones Bankia que nuestros clientes contrataron, con los efectos legales inherentes a tal pronunciamiento, debiendo procederse a la restitución recíproca de las prestaciones que hubieren sido objeto del contrato y en concreto, la parte demandada ha de restituir al actor el principal invertido, con los intereses legales desde la fecha de su cobro, y desde la fecha de esta sentencia, los intereses aplicables serán los del art. 576 LEC.

Los interesados en recuperar lo perdido pueden demandar a través de nuestro servicio de demandas:
http://www.acciones-bankia.com/2015/03/demanda-judicial-abogados-recuperar-dinero-acciones-bankia.html

Juan Bartolomé
Abogado



demanda acciones bankia

¿Cómo se puede recuperar lo perdido en Bankia?

Leer más

sábado, 28 de marzo de 2015

Todavía se percibe en el aire una pregunta que tal vez muchos de ustedes se habrán hecho en alguna ocasión: ¿Por qué el Gobierno y los organismos reguladores no resuelven el escándalo de las acciones de Bankia? En la actualidad, después de toda la información publicada sobre el denominado «caso Bankia» y sobre la salida a bolsa de la entidad, lo razonable sería que se gestionara y se ofreciera una solución a todos los afectados por la compra de acciones. Lo sensato sería que se acordara la devolución del dinero invertido a todos los afectados, sin que los perjudicados tuvieran que acudir a la vía judicial para conseguirlo. De hecho,  no es una medida inusual.

En el Reino Unido, como anticipado, ha habido escándalos masivos que han afectado a decenas de miles de clientes y la FSA, la autoridad financiera del país -el equivalente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en España- ha gestionado los escándalos con las entidades involucradas para ofrecer una solución. Les ha investigado y les ha obligado a proponer un «arreglo». Impulsó que se llegara a acuerdos con los clientes y se les indemnizara.
Esta medida, es la que se debería promover en nuestro País. Sin embargo no parece un plato de gusto para el Gobierno español, ni para los organismos reguladores bancarios. Es más, aseguraron que no había ningún compromiso en este sentido y se declararon en guerra. Es evidente que esta vía no conviene a quienes mueven el sistema financiero en España. Ya veremos si las presiones sociales podrán forzar un cambio de criterio. De momento, y por desgracia, no se entrevé solución en el horizonte.
Volvamos a la pregunta del principio: ¿por qué el Gobierno y los organismos reguladores no resuelven el problema de las acciones de Bankia?
Quizás todo esté premeditado y diseñado desde hace tiempo. De hecho, como consecuencia de la crisis financiera, el Gobierno creó por Decreto Ley, en el año 2009, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Y en el caso Bankia, el FROB se ha personado como perjudicado por la quiebra de la entidad, rescatada, recordamos, gracias a la inversión de 23.500 millones de dinero público. Sin embargo en el curso de los dos años y medio que lleva abierta la instrucción, su representación legal no ha pedido una sola diligencia de pruebas para ayudar a esclarecer lo que ocurrió.
Es más. El aparato financiero del Estado y el propio Gobierno se han movilizado para intentar tumbar las pruebas aportadas: el informe de los peritos que sirvió al Magistrado de la Audiencia Nacional, Don Fernando Andreu, para imponer la «famosa» fianza de 800 millones de euros impuesta a Bankia, su matriz BFA, Rodrigo Rato y el resto del puente de mando, que condujo a la entidad al naufragio.
El FROB y el Gobierno han apuntado «por activas y por pasivas» que los dos peritos -que recordamos designó el propio Banco de España- que redactaron los informes utilizaron una «metodología discutible» y que sus conclusiones plantean «debilidades», cuando no «errores». Parece que no pretenden reconocer el daño causado a los afectados por la salida a bolsa. Sería como tirarse piedras a su propio tejado. 
Posiblemente, si se aportara una solución, como a todos nos gustaría, Bankia se vería obligado a desembolsar los cerca de 3.092 millones de euros que se captaron a costa de inversores mayoristas y minoristas. Lo que probablemente devolvería otra vez a la entidad a un estado crítico y acabaría con las aspiraciones del Estado de recuperar parte de su inversión. Por otro lado, quedaría patente y visible que el Banco de España hizo la vista gorda durante todo el proceso de salida a bolsa y, por último, el ex vicepresidente económico del Gobierno de Aznar y ex presidente de Bankia, Don Rodrigo Rato, posiblemente se librarían de cualquier responsabilidad penal. No olvidemos que según el FROB las cuentas presentadas por Rato recogían «la imagen fiel» de la entidad. Así que para el Gobierno español ni Rato ni los organismos supervisores pudieron hacer nada. Y la quiebra, como el resto de la crisis, fue un suceso «inevitable».

Puede que estas sean quizás, las explicaciones del por qué el Gobierno y los organismos reguladores no resuelven el problema de las acciones de Bankia y obliguen a los afectados a acudir a la vía judicial. Que hoy por hoy, es la única alternativa que existe para recuperar el dinero. Los interesados en la demanda podéis contactar con nuestros abogados en: accionesbankia.com@gmail.com



¿Por qué el Gobierno y los organismos reguladores no resuelven el escándalo de las acciones de Bankia?

Leer más

martes, 24 de marzo de 2015

Un demandante de Marín ha conseguido el segundo fallo judicial en contra de Bankia, como afectado por la Oferta Pública de Suscripción de Acciones de esta entidad financiera. Se trata del segundo dictamen en Galicia en este sentido.
La primera sentencia sobre las acciones de Bankia se dictaba en Vigo en septiembre de 2014 y obligaba al banco a devolver el dinero a los accionistas afectados.
El juzgado de Primera Instancia 4 de Santiago de Compostela emitió el pasado 24 de febrero, un auto en el que desestimaba la prejudicialidad penal, así como una sentencia estimando la nulidad del contrato de adquisición de acciones.
El fallo declara nula "por vicio del consentimiento por error y dolo derivado de la traslación de información errónea por parte de Bankia", la contratación de dichas acciones, si bien el fallo es recurrible.
Si queréis recuperar vuestro dinero de la suscripción de acciones sólo tenéis que enviar un email a accionesbankia.com@gmail.com y nuestros abogados os informarán de todo.



Un demandante de Pontevedra logra otra sentencia favorable por las acciones de Bankia

Leer más

domingo, 22 de marzo de 2015

El Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Benavente (Zamora) ha dado la razón íntegramente a una mujer que demandó a Bankia por ocultarle la verdadera situación económica de la entidad financiera en su salida a bolsa al suscribir un contrato de adquisición de acciones por valor de 4.998 euros en julio de 2011.
La juez ha declarado la nulidad de la suscripción de las acciones de nueva emisión de Bankia y condena a la entidad financiera a devolver a su cliente la cantidad invertida de 4.998,75 euros, más los intereses legales desde la fecha de suscripción y al pago de las costas procesales. La mujer, a su vez, tendrá que devolver las acciones.
La cliente demandó a Bankia por concurrir vicios del consentimiento generados por error o dolo de la entidad financiera. La mujer alegó no ser consciente del producto que adquiría dada la información errónea que le suministraron acerca de la solvencia de la entidad titular de las acciones y sobre el valor de las mismas en el momento de su salida a cotización pública y oficial, comunicando a los accionistas estupendas expectativas de la entidad cuando en realidad ocultaron la verdadera situación contable, ofreciendo una imagen de solvencia para captar ahorros que no era cierta.

Información inexacta
Bankia, por su parte, defendió que la cliente era consciente de los riesgos que corría al suscribir la compra de acciones de la que había sido informada.
La juez concluye en su resolución, contra la que cabe recurso de apelación, que la incorrección o inexactitud de los datos publicitados en el folleto que anunciaba la salida a bolsa de Bankia, "nos lleva a concluir sin ningún género de dudas, que la información económica financiera contable divulgada resultó inexacta e incorrecta, en aspectos relevantes, primordiales y sustanciales como son los beneficios y las pérdidas", y por lo tanto, "se vulneró la legislación expuesta del Mercado de Valores"

La juez anula una suscripción de acciones de Bankia por vicios en la información

Leer más

sábado, 21 de marzo de 2015

Los jueces asturianos siguen generando sentencias contrarias a la banca. Los magistrados vienen dando últimamente la razón a los consumidores en casos como el de la salida a Bolsa de Bankia o el del cobro de comisiones que fueron incluidas en los contratos en una letra ilegible, entre otros asuntos. El de la entidad que presidió Rodrigo Rato es uno de los que más volumen de demandas está provocando durante las últimas semanas. Varias sentencias favorables a quienes compraron acciones cuando Bankia empezó a cotizar han animado a muchos pequeños accionistas a recurrir e intentar recuperar el dinero perdido. Las sentencias de los jueces asturianos relacionadas con el "caso Bankia" se están apoyando sistemáticamente en el informe pericial que maneja la Audiencia Nacional sobre el presunto maquillaje de las cuentas del banco que se incluyeron en el folleto de la oferta a los inversores.
La última de esas sentencias la acaba de emitir el Juzgado de primera instancia n.º 1 de Oviedo. En su fallo, la magistrada María Fidalgo obliga a la entidad bancaria a devolver los 3.000 euros que un matrimonio de Siero había invertido en la compra de acciones del banco en el verano de 2011, ante el estreno en Bolsa de Bankia. Meses después y cuando se destapó la quiebra del banco y fue nacionalizado, los 800 títulos que había adquirido este matrimonio sólo tenían un valor de 11,82 euros.
El abogado del caso asegura que "la información ofrecida a los posibles inversores no fue real, y el Juzgado de Oviedo ha tenido en cuenta un informe pericial que pone de manifiesto que en Bankia existía una clara sobrevaloración de los activos". Bankia, por su parte, alegó en el juicio, según recoge la sentencia, que "no existió falsedad en la situación contable de la empresa", y argumentó que no se pudo prever la bajada del precio de los títulos. Asegura también que ese descenso estuvo motivado por la inestabilidad económica y los cambios de regulación.
La juez basa su fallo en el informe de peritos del Banco de España del que se infiere que la entidad financiera maquilló sus cuentas. El banco, fruto de una fusión de cajas que encabeza Caja Madrid, presentaba a los potenciales inversores un folleto en el que se aseguraba que tenía unos beneficios de 309 millones, cuando en realidad había registrado unas pérdidas de 2.979 millones, según el referido informe.
Los magistrados asturianos también están dando la razón a los afectados por casos de cobro de comisiones en tarjetas bancarias por ser poco transparentes. Así lo indica una sentencia de la Audiencia Provincial que condena a Citibank a devolver los 300 euros que cobró en intereses a un ovetense que había contratado una tarjeta de crédito (Visa Oro) con un interés del 24% tanto para las compras como para retirar dinero del cajero.
Los magistrados que firman la sentencia (José María Álvarez Seijo, María José Pueyo Mateo y José Luis Casero Alonso) aseguran que esa comisión fue incluida en un reverso del contrato con un tamaño de letra tan pequeño, "menos de milimétrico", apuntan, que hacía difícil su comprensión. El abogado defensor, José Antonio Ballesteros, asegura que ésta es una de las primeras sentencias de España que anula el contrato de una tarjeta bancaria por falta de transparencia.






cláusula suelo Bankia





Accionistas afectados por la salida a Bolsa de Bankia ganan nuevos pleitos en Asturias

Leer más

viernes, 20 de marzo de 2015

El grupo Bankia ha realizado una estimación de los costes asociados a las demandas civiles, y ha registrado una provisión de 780 millones. Esta provisión, registrada a 31 de diciembre de 2014, ha sido constituida considerando las sentencias recibidas hasta el momento que han sido dictadas contra Bankia, según explica la Memoria de la propia entidad. Esto implica que el equipo directivo de Bankia y el FROB han realizado la proyección de las posibles indemnizaciones judiciales con el análisis de apenas 45 sentencias condenatorias a la entidad. Una muestra que parece poco significativa si se tiene en cuenta que con la Oferta Pública de Suscripción se captó dinero a más de 347.000 pequeños ahorradores.

El mínimo que permitía invertir Bankia cuando salió a bolsa era, por si no le recuerda ustedes, un importe de 1.000 euros, que se comercializaban, además afirmando que si se compraba este mínimo ya no se iban a cargar comisiones de ningún tipo.


Aproximadamente, como hemos dicho ya, unas 347.000 personas invirtieron en acciones de Bankia en la OPS con importes medios de 1.000 a 6.000 euros, lo que ya nos da a entender que la provisión de fondos (si todas reclamaran) se queda en nada. Si a esto añadimos que recientemente el Gobierno español ha eliminado las tasas judiciales y ha quitado un gasto importante en las reclamaciones superiores a los 2.000 euros, puede que Bankia piense que no van a reclamar sus acciones los 347.000 accionistas afectados, pero la medida seguro que va a alentar a que se presenten muchas más demandas en los juzgados españoles. Las tasas judiciales penalizaban enormemente las reclamaciones de importes pequeños, que ahora al quitarse este coste es más factible la reclamación judicial de las acciones.

De hecho Bankia, no tenía previsto en su famosa provisión de 780 millones, como coste probable de las reclamaciones judiciales, las reclamaciones de 1.000 a 3.000 euros, que son las que se están presentado en la actualidad, con lo que de nuevo, parece que puede que esta provisión se quede corta.

Bankia les ha sometido posiblemente a un doble engaño. Muchas de las personas que tienen acciones también han tenido participaciones preferentes u obligaciones subordinadas, con lo que sobre ellas ya llueve sobre mojado. Muchos de los accionistas minoritarios también han sufrido en sus carnes las presiones de los trabajadores y directores de las sucursales de Bankia para que compraran acciones, aunque algunos desconocieran la situación real de Bankia y cumplieran órdenes de instancias superiores para venderlas.

Toda la información verbal que sobre las acciones de Bankia se facilitó era para hablar de su solvencia y de la alta rentabilidad del producto. Pero de lo que no cabe duda es que siempre hemos las personas que están reclamando y que van a seguir reclamando sus acciones de Bankia se sienten engañadas, defraudadas y consideran que la vía judicial es la única que va a poder devolverles su dinero.


Bankia tendrá que gastar previsiblemente más de los 780 millones provisionados por las demandas

Leer más

martes, 10 de marzo de 2015

Si eres uno de los afectados por la compra de acciones de Bankia en su salida a bolsa en julio de 2011 puedes recurrir a la vía judicial para reclamar tu dinero. De hecho, es hoy en día la única forma para poder recuperarlo y las sentencias que se van publicando así lo confirman
Para reclamar el dinero invertido en las acciones de Bankia, tienes que tener en cuenta algunos detalles. Información que es importante que analice y entienda para llegar a alcanzar un resultado exitoso.

1.- El primer dato es la cantidad límite de dinero que se puede reclamar en las acciones de Bankia. Quizá te estás preguntando: ¿Cuál es esa cantidad?
Ninguna, porque no hay una cantidad mínima para poder reclamar. Sea cual fuera la inversión que realizó una persona tras la Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones de Bankia, puede reclamar su dinero. En este sentido, estar asesorado por un buen despacho especialista en Derecho Bancario y Financiero, como el de nuestro despacho colaborador, es lo más indicado.

2.- Otra circunstancia que tiene que tener en cuenta en estos momentos es que el Gobierno español ha suprimido recientemente las tasas judiciales para las personas físicas. Ningún ciudadano ya tiene que dejar de acudir a la Justicia por motivos económicos.

3- Finalmente otro dato de importancia que tener en cuenta es que sólo se puede recuperar el dinero invertido mediante reclamación judicial. Ni Bankia ni el FROB les van a devolver el dinero. Los accionistas tienen que interponer una demanda judicial y cuanto antes lo haga, mejor

Si queréis recuperar vuestro dinero de la suscripción de acciones sólo tenéis que enviar un email a accionesbankia.com@gmail.com y nuestros abogados os informarán de todo.



Blogorama - The Blog Directory

Cómo reclamar las acciones de Bankia

Leer más