miércoles, 29 de abril de 2015

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Palma ha dictado una sentencia pionera en Balears al declarar nula la venta de acciones de Bankia a un cliente, adquiridas en julio de 2011, y obliga a la entidad a devolver el importe de la suscripción más los intereses legales. Se trata del primer fallo de estas características en las Islas.
Hasta la fecha, este tipo de demandas civiles de los afectados por la compra de acciones de Bankia estaban paralizadas. La entidad alegaba prejudicialidad penal a raíz de la querella criminal que interpuso UPyD contra el consejo de administración de Bankia que acordó la salida a Bolsa.
Sin embargo, la juez desestima esta alegación ya que: «Ante la notoriedad de la gravedad y de la entidad engañosa del asunto, que para resolver si hay o no dolo en vía civil no es preciso que se declare que aconteció antes uno penal». Asimismo, la juez se refiere a la interpretación sociológica de las normas y entiende que no «puede ignorarse que las normas deben ser adaptadas a la realidad social del tiempo en el que deben ser aplicadas».
La sentencia argumenta que Bankia «facilitó a los compradores, personal y mediáticamente, una información irreal, exagerada y aparentemente solvente, para promover e incentivar la voluntad de compra de los mismos, pero no ajustada a la realidad» y recuerda todo el proceso de su salida a Bolsa y posterior anulación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aquí tenéis la información completa de nuestro servicio de demandas para poder recuperar vuestro dinero:
http://www.acciones-bankia.com/2015/03/demanda-judicial-abogados-recuperar-dinero-acciones-bankia.html




Otro juez declara nula la venta de acciones de Bankia a un cliente

Leer más

sábado, 25 de abril de 2015

Bankia tendrá que devolver a una empresa 171.573,75 euros. Es el dinero que la sociedad limitada invirtió en la compra de acciones de la entidad bancaria antes de su salida a bolsa, en el verano de 2011. Apenas un año después se produjo el desplome de Bankia, por lo que los accionistas vieron que el valor de sus títulos se reducía a un céntimo. En junio de 2014 una empresa pacense presentó una demanda contra la entidad bancaria que fue admitida a trámite. En la misma se pedía la nulidad del contrato de suscripción de acciones y, además, la resolución del mismo por incumplimiento de las obligaciones por parte de Bankia. El Juzgado de Primera Instancia Número 6 de Badajoz ha dado la razón en parte a la sociedad limitada y obliga a la entidad financiera, en un fallo judicial pionero en Extremadura, a devolver el dinero invertido en la compra de sus acciones. No obstante, contra el mismo cabe recurso de apelación ante la Audiencia de Badajoz.
La jueza entiende, por un lado, que no cabe la nulidad del contrato, como pedía la empresa, porque la persona que por su parte llevó a cabo la adquisición de las acciones sabía lo que estaba haciendo. Por lo que no se produjo dolo o engaño por Bankia y no es pertinente la nulidad.
«Cualquier ciudadano medio que suscriba acciones sabe que se trata de un producto de inversión y no de ahorro, que puede conllevar la pérdida del capital invertido según las fluctuaciones de los mercados», argumenta la jueza. Además, añade que el personal de la oficina entregó al representante de la empresa la información que afectaba a la compra que, sin embargo, este representante reconoció en el juicio no haber leído ni tenido en cuenta. Por lo que, insiste la jueza, no hay cabida para el dolo o engaño por parte de Bankia.




Sin embargo, la magistrada sí considera que los folletos facilitados por la entidad contenían información inexacta sobre su situación real. Por lo que entiende que sí es pertinente resolver el contrato; porque Bankia no cumplió con sus obligaciones.
«El folleto presentaba a Bankia como la primera entidad financiera, con un importante volumen de activos y de beneficios. En poco más de un año, los balances de Bankia pasaron a contener pérdidas en una cantidad mucho más importante (3.000 millones de euros)», explica el fallo judicial. Y añade que esta pérdida de valor de las acciones, «en tan escaso periodo de tiempo y de manera tan desorbitada, no obedece al comportamiento ordinario de los mercados bursátiles».
La magistrada considera que el inversor que decide suscribir acciones, aun conocedor de los riesgos que implica, lo hace con el legítimo interés de sacar rentabilidad al dinero invertido, aunque también asume la posibilidad de perder parte del mismo. «Sin embargo, ningún inversor asume el riesgo de perder la totalidad de una suma importante de dinero en tan escaso periodo de tiempo».
Tampoco cree la jueza que el desplome de Bankia en apenas un año se deba a la crisis financiera. «Es notorio que había comenzado en 2007 y en el año 2011 no había experimentado mejoría alguna. Y resulta sorprendente alegar que, por sucesivos cambios de la normativa contable, los beneficios de la entidad desaparecieran y se convirtieran en millonarias pérdidas, en tan escaso periodo de tiempo».
Por eso concluye que es evidente que el folleto contenía inexactitudes en uno de los aspectos esenciales del mismo, esto es, la situación financiera de la entidad. «Se presentó como una entidad más solvente de lo que era en realidad», afirma. Lo que llevó a la empresa pacense a suscribir una cantidad importante de sus acciones. «Y no se le puede trasladar la totalidad del riesgo al inversor, pues la demandada también asumió importantes riesgos al emitir una oferta de suscripción de acciones al poco tiempo de haberse sometido a un proceso de fusión de varias cajas de ahorros y en un contexto de crisis financiera global».
La sentencia resuelve el contrato y obliga a Bankia a indemnizar a a la sociedad pacense en daños y perjuicios, devolviéndole los 171.573,75 euros invertidos en la compra de acciones, más intereses generados y costas.

Aquí tenéis la información completa de nuestro servicio de demandas para poder recuperar vuestro dinero al igual que en la sentencia de Palencia:
http://www.acciones-bankia.com/2015/03/demanda-judicial-abogados-recuperar-dinero-acciones-bankia.html

demanda acciones bankia

Nueva sentencia obligando a Bankia a devolver el dinero invertido en acciones (más de 170.000 euros)

Leer más

La gestora se puso bajista en el mercado cuando se realizaba la ampliación de capital. La acción se desplomó un 5%.
La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha impuesto una multa de 100.000 euros a la gestora británica York Capital Management European (UK) Advisors por vender acciones de Bankia en corto, es decir, al descubierto, en 2013. Según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), la multa responde a una infracción "muy grave" cometida por York Capital, del artículo 99 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores.

La venta en corto se realizó el día 20 de mayo de 2013, en los mismos días en que la entidad realizaba una ampliación de capital para reforzar sus recursos propios y canjear preferentes y deuda subordinada.

Los nuevos títulos, en torno a 11.500 millones, se estrenaron en bolsa el 28 de mayo de ese año, con una caída del 5%, inferior a la que esperaba el mercado.

Una operativa prohibida

Las ventas a corto al descubierto consisten en alquilar acciones, previo pago de una comisión, para venderlas en el mercado con la esperanza de que su precio caiga. De esta forma, una vez que el precio de la acción se deprecia, el arrendatario las recompra a un precio inferior obteniendo como beneficio la diferencia desde que la vende hasta que la recompra.
En la práctica, este tipo de operativa alimenta la presión bajista sobre el activo. Si la operativa se lleva a cabo el mismo día, es muy difícil que el regulador pueda caer en la cuenta de que se ha llevado a cabo debido a que antes del inicio de la jornada bursátil y al cierre, el legítimo dueño de las acciones es el mismo, por lo que pasa desapercibida por el mercado. España ha prohibido este tipo de acciones en la Bolsa en el sector financiero.

York Capital, multada por vender acciones de Bankia al descubierto

Leer más

martes, 14 de abril de 2015

La documentación enviada por la dirección de marketing de Bankia bajo el mandato de Rodrigo Rato a la red de oficinas con motivo de la OPS (oferta pública de suscripción) que ahora investiga la Audiencia Nacional especificaba que se debía realizar el test de conveniencia a todos los clientes minoristas a los que se vendieran títulos. Pero añadía que, aunque suspendieran esta prueba –lo que significaba que el producto no era adecuado para su perfil–, "el cliente podrá suscribir si así lo decidiese".
No obstante, la documentación enviada a la red, a la que ha tenido acceso El Confidencial, advierte de que, en esos casos, "deberá extremarse la diligencia con el cliente, advirtiéndole sobre este aspecto, incidiendo nuevamente en las características y riesgos del producto". En el caso de que fuera el cliente el que se negase a hacer el test, "se le deberá advertir de la imposibilidad de valorar si el producto resulta adecuado para él", pero también se le podían vender acciones.


Estos ejercicios eran obligatorios en el momento de la salida a bolsa, julio de 2011, según la directiva europea MiFID, para evaluar la adecuación de los productos de inversión al perfil de los clientes. Eran de dos tipos: el test de conveniencia, que debía realizarse a todos aquellos minoristas que adquiriesen acciones en la oferta; y el de idoneidad, que está dirigido a aquellos clientes que recibían un servicio de asesoramiento personalizado o si se les gestionaba la cartera. Las entidades podían
obviar este test sólo en el caso de que la compra fuera iniciativa del propio cliente.

Aquí tenéis la información completa de nuestro servicio de demandas para poder recuperar vuestro dinero al igual que en la sentencia de Palencia:
http://www.acciones-bankia.com/2015/03/demanda-judicial-abogados-recuperar-dinero-acciones-bankia.html





Bankia vendió acciones a clientes que no tenían el test de conveniencia y a menores

Leer más

jueves, 9 de abril de 2015

El titular del Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Palencia, en una condena pionera, aunque cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, ha decretado la nulidad de una compra de acciones y condena a la entidad financiera Bankia a devolver a un matrimonio la cantidad invertida cifrada en 10.000 euros, suscrita el 19 de julio de 2011 a través de 2.666 acciones, según la sentencia.

El abogado que ha llevado el caso recuerda que «cuando Bankia salió a Bolsa, publicitando a los interesados en comprar sus acciones que era la primera entidad financiera en términos de activos totales en España, con unos activos totales consolidados pro forma a 31 de diciembre de 2010 por importe de 292.188 millones de euros, información que no era cierta».
«Las explicaciones de Bankia sobre la conveniencia de la inversión no se limitaron a ese anuncio. Bankia se presentaba como una de las más importantes y sólidas entidades bancarias de nuestro país y en febrero de 2012 llegó a remitir una comunicación a sus accionistas, donde les indicaba haber obtenido un beneficio de 309 millones de euros en el ejercicio 2011», recuerda el letrado. Los hechos que sucedieron con posterioridad son de todos conocidos: la empresa que había auditado las cuentas de Bankia durante su salida a Bolsa fue sancionada por su falta de imparcialidad, llegando a negarse a suscribir y a avalar las cuentas, que fueron posteriormente reformuladas.

La información ofrecida a los posibles inversores durante la salida a Bolsa «no fue real» y el Juzgado Número 2 de Palencia ha tenido en cuenta un informe pericial que pone de manifiesto que «el volumen total de ayudas recibidas por el Grupo (incluyendo la conversión de participaciones preferentes y deuda subordinada) ha sido de 37.964 millones de euros, de los cuales 17.959 millones lo fueron mediante una suscripción de capital acordada en diciembre de 2012».
Con todas estas circunstancias, el Juzgado ha considerado que los demandantes «confiaron en una solvencia inexistente de Bankia», impulsados por un error. Se afirma en la sentencia que «pensaban que estaban adquiriendo una parte alícuota de una sociedad solvente susceptible de producirles beneficios, cuando en realidad estaban adquiriendo una parte de una sociedad con unas pérdidas cuantiosas hasta tal punto que precisó la ayuda pública para no desaparecer y que indefectiblemente le iba a ocasionar una pérdida importante de su inversión».

Aquí tenéis la información completa de nuestro servicio de demandas para poder recuperar vuestro dinero al igual que en la sentencia de Palencia:

Nueva sentencia en Palencia decretando la nulidad de la compra de acciones y obligando a Bankia a devolver 10.000 euros

Leer más

viernes, 3 de abril de 2015

Nuevo varapalo judicial para Bankia. El Juzgado de Primera Instancia número 9 de Castellón ha dictado una sentencia relacionada con la compra de acciones de la Oferta Pública de Suscripción de Bankia (OPS) y ha obligado a la entidad a devolver al denunciante 4.411 euros al declarar la nulidad de la compra por "vicio en el consentimiento".

La sentencia, hecha pública este jueves, hace referencia a la demanda presentada por unos clientes de Bankia que compraron en 2011 un total de 1.180 acciones por un precio de 3,75 euros la acción.
El juzgado considera que Bankia "no reflejó la realidad de sus cuentas anuales en 2011", ya que "incluía en las mismas un beneficio de 309 millones de euros" y sin embargo "en mayo de 2012 pidió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores una reformulación de las cuentas anuales que reflejaron unas pérdidas de 2.979 millones de euros".

Estos datos "motivaron la suspensión de la cotización de las acciones". Así, se considera que "si la situación real hubiera sido conocida por los clientes no habrían comprado esas acciones".
Por ello se estima "error de consentimiento" y se declara la "nulidad de la venta de las acciones", por lo que se condena a Bankia a devolver lo pagado por las acciones, menos el dinero obtenido por la renta de la compra por los clientes.
Aquí tenéis la información completa de nuestro servicio de demandas:
http://www.acciones-bankia.com/2015/03/demanda-judicial-abogados-recuperar-dinero-acciones-bankia.html



sentencia Bankia acciones Castellón


Condenan en Castellón a Bankia a devolver a un cliente los 4.100 euros que invirtió en acciones

Leer más

jueves, 2 de abril de 2015

El juzgado de primera instancia 1 de Valencia, ha dictado sentencia condenando a Bankia, por la venta de sus acciones en la salida a Bolsa, la sentencia recoge la jurisprudencia de la Audiencia Provincial en este sentido, manifestando de forma contundente, "Bankia no reflejaba la realidad en sus cuentas de 2011 ya que manifestó tener unos beneficios de 309 millones de Euros, cuando el 25 de Mayo de 2012 las cuentas fueron auditadas por la CNMV dando un resultado negativo de 3031 millones de € en diciembre de 2011,por lo anterior, la información contenida en el documento informativo dirigido al posible adquirente de acciones contenía datos que no se ajustaban a la verdadera situación económica de Bankia, por lo que, de haberlo sabido nadie hubiera comprado las acciones por lo que de conformidad con los art. 1265 y 1300 C.Civil cabe declarar la nulidad del contrato".
"Además ha de añadirse la realidad conocida y pública, esto es, que la deuda de Bankia superaba con mucho en 2011 los 13.000 millones, razón por la que se instó la correspondiente querella contra los directivos". Así mismo, el magistrado alude a la reciente sentencia dictada por la sección 8ª de la Audiencia Provincial de Valencia de veinticinco de febrero de dos mil quince , la cual manifiesta:
"Es un hecho notorio no susceptible de discusión que el 03/12/2010 la entidad institucional FROB al final tiene que suscribir participaciones preferentes convertibles de esas mismas acciones emitidas por la matriz de la demandada (BFA) dando lugar al final a su intervención en mayo de 2012; la situación de la entidad demandada como de plena eficacia en el ejercicio 2011 que de hecho se está hablando de haber arrojado beneficios acaba intervenida y con un expediente sancionador de la IAE a la propia sociedad auditora de cuentas de la demandada (que es la que había certificado los resultados que habrían de componer parte de la información básica de los folletos) y que al final da lugar en mayo 2012, a una intervención con un multimillonario aporte de fondos públicos para su mantenimiento. Por todo ello el juez condena a bankia a devolver los 6000 euros invertidos en acciones, más los intereses legales desde la fecha de la compra, debiendo devolver las acciones a la entidad, y con expresa imposición de costas a la misma.

Si queréis recuperar vuestro dinero de la suscripción de acciones sólo tenéis que enviar un email a accionesbankia.com@gmail.com y nuestros abogados os informarán de todo.

Aquí tenéis la información completa de nuestro servicio de demandas:
http://www.acciones-bankia.com/2015/03/demanda-judicial-abogados-recuperar-dinero-acciones-bankia.html


acciones bankia recuperar dinero




Otro juez de Valencia condena a Bankia por la venta de acciones

Leer más